Robots 2.0: La revolución laboral, y sus consecuencias

Automation chain

Los robots han llegado, y es para quedarse. De manera paulatina se están introduciendo cada vez en más apartados de nuestra sociedad. Dejemos de imaginarnos a robots “limpiador” llegando a nuestra habitación a despertarnos en vez de nuestra querida madre. No. Esa imagen es probable que no la veamos nunca. Lo  que sí veremos, y estamos viendo, son los primeros coches capaces de conducirse de manera completamente autónoma, drones militares utilizados centenares de veces para realizar ataques aéreos, drones para transportar nuestros paquetes a través de Amazon e incluso un simple robot aspiradora que se limita a no dejar mota de polvo en el parqué. Todos estos son inmejorables ejemplos de robots que conviven con nosotros en nuestro día a día (o lo harán en un futuro muy cercano).

 
¿Por qué se produce este cambio? 
 
Lo primero en lo que hay que reparar cuando nos hacemos esta pregunta es en cuál es la función de estos robots. No sólo están recogiendo nuestro testigo en muchos oficios, también están encargándose de aquellos insanos o imposibles de realizar por el ser humano. Esto libera al operador para poder realizar tareas, en este sentido, mucho más cualificadas, como puede ser su mantenimiento, mejora o incluso creación. Si no lo crees, piensa en los robots que se encargan de mover material de varias toneladas, o de cientos de kilos, lo que eso supondría en su ausencia para un cuerpo de obreros. O pon el robot que se encarga de ensamblar las distintas partes de una lavadora, que tanta precisión requiere, y que produce severas lesiones y trastornos cuando en vez de ser un proceso automatizado es un operario humano quien está en dicho puesto. Los robots hacen, aunque no lo veamos en nuestro día a día, gran parte de los trabajos que no queremos o que no podemos realizar, y nos ahorran mucho esfuerzo y salud.

Seguir leyendo “Robots 2.0: La revolución laboral, y sus consecuencias”

Anuncios

Ironhack, una gran oportunidad

¡Buenas tras tanto tiempo! Perdonad la falta de hábito a la hora de escribir posts, pero por las complicadas fechas (plagadas de exámenes universitarios) me ha sido imposible dedicar el tiempo que deseaba a este Blog. Sin embargo, más vale tarde que nunca, y aquí estoy de nuevo para hacer un pequeño repaso a mi trayectoria este año en Ironhack, razón por la cual no estoy en la playa disfrutando del verano sino en Madrid aprendiendo a programar. ¡Empecemos!

Ironhack Logo Color

Los comienzos

Comencé en Ironhack cuando Jonathan Hurtado Yrula, un fuera de serie que podéis conocer aquí, me presentó y recomendó ante Gonzalo Manrique, CEO de Ironhack, y me dio la oportunidad de entrar a formar parte del Ambassadors Program de Ironhack, iniciativa que busca obtener una red de estudiantes receptivos con los proyectos de la empresa y que sean capaces de darle un empujón en su facultad. La  filosofía de Ironhack me atrajo desde el primer momento, pues llevaba tiempo siguiendo las inicitaivas en EEUU de OneHourOfCode, y poder participar en promover este tipo de formación alternativa y de alta calidad en la uni me llenaba de satisfacción, ya no sería conocido como el “dele” solamente 🙂
Poco a poco mi participación en Ironhack fue siendo mayor, hasta que en Febrero me ofrecieron participar más en serio, y aquí es donde comienza la mejor parte y la mayor de mis aventuras hasta el momento.

Seguir leyendo “Ironhack, una gran oportunidad”

El streaming: Cementerio de discográficas

Imagen
Esta foto no precisa de descripción alguna…

Históricamente, el modelo por el cual la música comenzó a considerarse un negocio, y por lo tanto un modelo de vida, se puede resumir en unas pocas lineas. Básicamente, consistía en que un individuo con ciertas dotes artísticas fuese de localidad en localidad, o de fiesta en fiesta, ofreciendo sus propias composiciones u otras ya conocidas por un determinado precio. Ese ha sido el negocio de la música desde el siglo VIII a.C., con una trayectoria histórica muy interesante, personajes como Píndaro, etc. y que ha permanecido idéntico hasta hace poco más de cuatrocientos años.

Sin embargo en las primeras décadas del siglo XVI, poco después de la llegada de la imprenta, se comenzaron a vender las primeras copias de partituras musicales. Ya en 1566, ante la popularización de este método, se promulgaron leyes al respecto y surgió la semilla del actual concepto de copyright, en el cual cada editor que quisiese publicar estas obras debía pagar a la Stationers’ Company de Londres cuatro peniques por canción. Poco a poco este modelo fue evolucionando, y lo que al principio no fue más que un sistema aplicado a los libros, paso a serlo también de la música, y los autores de las obras llegaban a vender los derechos de su obra a cambio de un precio fijo a su editor, independientemente de cuál fuese su éxito.

Seguir leyendo “El streaming: Cementerio de discográficas”

¿La educación del siglo XXI?

Las nuevas tecnologías relacionadas con las telecomunicaciones están cambiando la sociedad punto por punto, y de manera inevitable, quieren ser partícipes también de los nuevos cambios en la educación. Por un lado, la educación tradicional está obsoleta, pues lo que se pretende con el modelo clase/profesor/alumnos es el transmitir una información limitada, estándar, a un grupo de gente de forma homogénea, aunque los integrantes del mismo no lo sean. Es una educación de mínimos, basada en una época donde la información era escasa, y costosa (pues se transmitía a través de libros).

old-classroom
Clase tradicional

Qué se pretende con las nuevas tecnologías?

Actualmente no contamos con las fronteras que marcaron el sistema de educación, puesto que ahora la información no solo no es escasa, sino que hay tanta que tenemos que filtrarla constantemente. Debido al auge de internet, la reducción de costes de dispositivos y ordenadores, la interconexión inmediata entre los individuos de distintas sociedades mediante los móviles, etc. la cantidad de información a la que tenemos acceso es prácticamente ilimitada. ¿y todo eso qué implica? Esta nueva realidad marca un cambio en el sistema educacional, pues permite a cada persona acceder a los contenidos de manera personalizada, y totalmente libre. Ya no se necesita asistir a clases magistrales donde a todos se nos enseña lo mismo, sino que cada uno accede a la información que desee, con el ritmo que mejor convenga, y buscando la adaptación a cada individuo.

Seguir leyendo “¿La educación del siglo XXI?”

La historia del futuro industrial: cómo surgió la impresión 3D

Objetos impresos mediante impresión 3D
Objetos impresos mediante impresión 3D

La comunidad Maker y la impresión 3D
La historia de la impresión 3D se basa en unas pocas empresas y prototipos, pero para poder comprender en profundidad cuál ha sido la motivación principal y el conjunto de personas que han hecho esto posible, antes hay que conocer a los makers. La comunidad Maker está formada por todos aquellos que en su tiempo libre se dedican a la creación, desde objetos decorativos, mecánicos o electrónicos, hasta software informático. Son cercanos a la cultura del DIY o “do it yourself” (hazlo tú mismo) y el DIWO o “do it with others” (hazlo con otros), y normalmente se ponen en contacto a través de comunidades “maker” en los “hackerspaces”, espacios físicos donde la gente puede compartir ideas, herramientas y conocimientos. Son una especie de talleres donde llevan a cabo sus proyectos y tienen a su disposición maquinaria técnica comprada en conjunto, y que por separado sería difícil de obtener. Estas comunidades se están desarrollando en los principales centros de población de todo el mundo, y tienen un papel transcendental en el desarrollo y difusión de la impresión 3D, una tecnología que comenzará una nueva revolución.

La Historia
Todo comenzó en 1984, cuando Charles Hull inventa el método de la estereolitografía (SLA), proceso de impresión orientado a maquetas para la prueba de prototipos antes de su fabricación en cadena. Ese mismo año crea 3DSystems, empresa líder en el mercado que permitió la utilización a nivel industrial de este proceso. Varios años más tarde, entre 1989 y 1990, S. Scott Crump, fundador a su vez de Stratasys, desarrolló la técnica de Fused Deposition Modeling (FDM), que consistía en la creación de objetos tridimensionales mediante la superposición de capas de material fundido que posteriormente solidificaba con la forma deseada. Con el tiempo este método permitió una mayor difusión de la impresión 3D abaratando costes y permitiendo a pequeños usuarios y talleres no industriales tener acceso a esta tecnología para fines propios.

Seguir leyendo “La historia del futuro industrial: cómo surgió la impresión 3D”

La novela policíaca de Edward Snowden

Fotografía del tweet de Obama retwiteado meses  más tarde por Snowden
Fotografía del tweet de Obama retwiteado meses más tarde por Snowden

En Europa y Estados Unidos existe desde hace tiempo un debate que debido a la crisis económica actual y otros asuntos políticos ha sido relegado a un segundo plano, se trata de la frontera entre libertad y seguridad ciudadana. Sin embargo, un ex miembro de la CIA se ha encargado de traerlo de vuelta a la primera plana mundial en una trama propia de novela policíaca: Edward Snowden.

Desde hace mucho tiempo este tema ha sido causa de conflicto entre la población y sus gobiernos, que pretenden establecer un mayor control sobre sus ciudadanos alegando en muchos casos “medidas de seguridad”. En Estados Unidos (y en Europa), estos reglamentos de seguridad se han endurecido ante el miedo al terrorismo, lo cual de por sí no es malo, pero como suele ocurrir en estos casos, no se ha realizado de la mejor forma posible. Los documentos que Edward Snowden hizo públicos con la ayuda de varios medios de comunicación, han desvelado una maquinaria desproporcionada e ilegal, que atenta directamente contra los derechos de americanos, europeos y ciudadanos de todo el mundo, y directamente “espía” nuestras conversaciones telefónicas, nuestros mails, nuestra actividad en la red, qué páginas visitamos, qué vídeos vemos, que artículos compramos… lo pueden registrar absolutamente TODO a través de la estrecha relación entre la NSA y las compañías de telecomunicaciones que rigen la información del mundo Occidental.

Seguir leyendo “La novela policíaca de Edward Snowden”

La realidad de una sociedad “conectada”

fiber

Me es imposible no dedicar el primer post de este Blog de tecnología a la idea que impulsó su creación, el internet del siglo XXI y, en consecuencia, los cambios que ocasiona. Todo comenzó cuando asistí a una ponencia que el “gurú” de la tecnología Enrique Dans nos ofreció en la facultad de Telecomunicaciones de la UPM. Allí habló de cómo internet ha pasado de ser un medio unilateral, en el que el usuario se limita a recibir o consultar una información, a convertirse en un mundo de posibilidades para las ideas y  la interacción entre usuarios. Así, habló sobre servicios de crowdfunding como Kickstarter, IndieGogo… servicios de monitorización de, por ejemplo, tu actividad en las redes sociales , o de incluso gran parte de todos los movimientos que realizas y los alimentos que consumes (como FitBit). Tras su enérgica exposición del Internet de nuestros tiempos, una cosa quedó clara, todo está cambiando, herramientas del “ordenador de toda la vida” (Word, Excel, Powerpoint…) habían quedado obsoletas, eran, como él mismo sentenció, herramientas del siglo pasado.

Sin embargo, los cambios no quedan ahí. Internet no está protagonizando solamente una revolución en las herramientas que utilizamos para trabajar. Está protagonizando un cambio social. Hemos sido testigos de movimientos  como el de los “Indignados” que tanta repercusión adquirió en las redes sociales y que se organizaba a través de ellas. Cada día se tienen nuevas noticias sobre el caso Snowden o las filtraciones de Wikileaks, que tanta atención mediática generaron y que han llegado a ocasionar verdaderos conflictos diplomáticos. Estos y otros temas igual de importantes como la piratería y los derechos de autor, el intento de control de la pornografía en Reino Unido, etc. son ocasionados y promocionados por y a través de Internet, suscitan debates nacionales sobre el espionaje, las descargas ilegales, derechos de transparencia, de intimidad… aspectos básicos de la sociedad que han de ser revisados y modificados atendiendo a unos modelos más adaptados a nuestro tiempo. Es un proceso lento y tortuoso, en muchas ocasiones debido a unas autoridades obsoletas y que no alcanzan a comprender la verdadera repercusión de la red, ni su comportamiento.

Internet es, por lo tanto, un medio sobre el que se basan todos estos servicios y controversias mencionados, y  mucho más. Internet constituye una nueva “revolución industrial” donde el protagonista es el individuo y la innovación, donde la creatividad de cada uno de nosotros se potencia con herramientas sencillas y sociales que favorecen el compartir y discutir ideas, así como hacerlas realidad sin necesidad de software profesional ni complejos procesos de fabricación (como en la impresión 3D). En definitiva, Internet constituye la herramienta que cambia la sociedad, la forma de organizarse, de comunicarse, que abre puertas y posibilidades a las personas y encamina poco a poco al conjunto de la población hacia una sociedad más creativa, más capaz, más abierta, y ante todo, universal.