Los nuevos escándalos de la NSA: escuchas ilegales y mucho más

tent-w-620x349
Tienda anti-escuchas utilizada por Obama en sus viajes al extranjero.

Tras el primer post acerca de Edward Snowden y sus “aventuras” por todo el mundo mientras filtraba importantes documentos que concernían a la NSA, han pasado dos meses en los cuales la situación lejos de mejorar o estabilizarse, está adquiriendo dimensiones desmesuradas. Para empezar, los dos casos que más han llamado la atención pública en los últimos días han sido la interceptación de llamadas telefónicas en países como España o Francia durante varios meses, y la monitorización de las conexiones privadas entre bases de datos de Google y Yahoo.

En las últimas filtraciones de los documentos facilitados por Snowden, se comprueba que la NSA (Agencia de Seguridad Nacional) ha realizado un registro de casi 60 millones de llamadas sólo en nuestro país, un número similar en Francia, además de otros países como Brasil, India o Noruega, con 35 millones de llamadas registradas. Esta noticia vino acompañada de la confirmación de que la Casa Blanca ha estado espiando sin ningún tipo de contemplación más de 200 números de jefes de Estado y miembros de Gobierno, y a aproximadamente 35 líderes internacionales, entre ellos Ángela Merkel.

Pese a que la NSA se defiende argumentando que los registros de llamadas han sido realizados por las propias agencias de espionaje de cada país (en nuestro caso el CNI) en colaboración con los servicios americanos, el espionaje a jefes de Estado a elevado el tono de queja de todos los países europeos. Así, Alemania y Francia han apartado sus diferencias y han endurecido sus posturas exigiendo explicaciones al gobierno estadounidense con un tono poco diplomático. En el caso de España, se ha convocado al embajador solicitando explicaciones, y no se ha movilizado nada más puesto que según la información del CNI, Mariano Rajoy no ha sufrido escuchas ilegales.

“Sin motivos ni indicios muy serios no hubiésemos dado un paso diplomático de esta gravedad” – Guido Westerwelle, ministro de Asuntos Exteriores alemán


El programa MUSCULAR

Si bien el primer asunto ha sido más atendido por la prensa por sus connotaciones políticas, el espionaje masivo a Google y Yahoo es todavía más grave bajo mi punto de vista.

Antes de nada, es importante saber que tanto Google, como Yahoo y otras grandes empresas de las telecomunicaciones cuentan con enormes bases de datos con información de sus usuarios, que permiten la utilización de los distintos servicios que ofrece cada empresa. Para poner en contacto estas bases de datos se ponen en uso redes privadas formadas por cables oceánicos que transmiten cantidades de información de hasta terabytes por segundo de información, que además no se suele cifrar puesto que la única que tiene acceso a dichas redes es la propia empresa.

Pues bien, tras la ley Patriot aprobada poco después de los atentados del 11-S para luchar contra el terrorismo internacional, se dotó a la NSA de enormes maquinarias de control para prever futuros ataques terroristas, siempre y cuando no “espiasen a ciudadanos americanos en suelo americano”. Es importante destacar “en suelo americano”, puesto que para evitar esta restricción, justamente lo que han hecho es poner un topo en uno de los nodos de estos sistemas de comunicación, accediendo a los cables de fibra que conectan las bases de datos de Google o Yahoo, y obteniendo se calcula que unos 181 millones de registros en 30 días. Las reacciones no se han hecho esperar, y tanto Google como Yahoo han declarado que no tenían constancia de dichas actividades, y en varios comunicados han anunciado que revertirán la situación y codificarán los datos entre sus bases. No obstante, esto demuestra una vez más el enorme apetito de información, sea cual sea y venga de donde venga, de la NSA.

nsa-muscular
Descripción en diapositiva de la NSA sobre el espionaje a Google a través de MUSCULAR.

Sin cambios en el horizonte

Estas no son las únicas filtraciones que han llegado de mano de Edward Snowden. Además de las publicadas en el último post, se ha descubierto que durante tres años estuvieron realizando escuchas en el propio territorio estadounidense abusando de una orden judicial que les daba acceso temporal, han llevado un control sobre las operaciones bancarias de diversas personas a lo largo de todo el mundo, han suplantado los permisos de seguridad de compañías como Google mediante el protocolo HTTPS para acceder a las búsquedas de los usuarios…en definitiva, una maquinaria enorme y muchas veces descontrolada, que nadie se atreve a parar.
Tras las últimas reacciones internacionales, la administración Obama con mucha cautela y discreción está intentando reducir este tipo de operaciones, habiendo reconocido que en algunas áreas se han sobrepasado límites. Pero esto no es suficiente, como ya dije no deberíamos permitir que semejante sistema se haya llevado en la más absoluta discreción, espiando a nuestros mandatarios, nuestros correos, nuestras cuentas, y nuestras vidas en realidad, pues con esta información realizan “grafos” (algo así como mapas mentales) con los distintos grados de relación existentes entre nosotros y las personas que nos rodean: familia, amigos, conocidos, compañeros de trabajo… Y junto a la NSA todas y cada una de las agencias de espionaje europeas, incluido el CNI, que si bien realizan estas acciones a distinto nivel, sin duda colaboran y persiguen el mismo objetivo con menos recursos. Es un problema de moralidad, en el que los políticos y el Estado se aprovechan de la confianza de los ciudadanos e intentan obtener toda la información posible de nuestras vidas para conocernos mejor que nosotros mismoss y manipularnos de manera masiva sin que nos demos cuenta. Mientras, las personas que han hecho posible todo este conjunto de revelaciones son juzgados como criminales y refugiados en países ajenos para no ser juzgados en las llamadas “sociedades libres”. En definitiva, es el juego de siempre en el que los pequeños denuncian a los grandes, estos bajan la voz hasta que el tema se calma, y todo vuelve a su cauce, al ritmo de siempre, a la “normalidad”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s